sábado, 26 de noviembre de 2011

MuNDO RARO/CIELO ROJO (20)

Por Mauricio Sanders

El maestro Cheto está certificado como el mejor ex esposo del mundo. Goza todas las ventajas del matrimonio sin padecer una sola desventaja. Al deprecar yo su autógrafo, me otorgó una cerveza e instrucción:
Jai guru deva om. Yo le oigo a mi ex toditos los pedos con el novio. Me habla llorando y apago la tele y la pongo en el speaker y le doy consejos de amigo. Cuando tengo mis pedos le llamo y se los cuento. Y hasta nos vamos a tomar un cafecito y hazle por aquí me dice o deja porque esa chava está re lurias…
—¿Y los celos, sensei?
Aum. Aum. Aum. Ya qué importa dónde pongamos nuestros deses. Si no es en tu año no es en tu daño. Viejas hay de a puño, amigas no. Y mi ex aguanta un piano, ¿a poco no? Mil güeyes le quieren dar un llegue. Pero que le tengan paciencia, pos nada más cuando se la empiezan a tirar. ¿De qué me voy a encelar? Lo mero bueno me sigue tocando nomás a mí…
Pedí más luz.
Si quiero, tengo familia. Que un domingo me dan ganas, invito a las niñas al circo y viene su ma, pero a veces no. Un sábado se me antoja pizza, pos si se puede nos la echamos en casa de ella y si no, no. Me voy al Pizza Hut solo con mis hijas. Pero si me quiero quedar en la chamba, nadie me está moliendo que dónde jijos estoy y que si ya mero llego o qué cosa. Y si la ex quiere aire, pos un mes no le hablo y se acabó. A veces hasta un fin a Valle nos vamos juntos, cada quien en su cuarto, eso sí, para estar claritos, pero si se me antoja irme a la fiesta a Acapulco, pos agarro mis chivas y me voy sin bronca. Y si me la invitan de parranda, namás que avise. Mejor yo cuido a las niñas que no la abuela. Yo salgo ganón. Jai guru deva om.
Pedí todavía más luz.
El negocio da, bendito sea. Que la ex quiere chambear, que chambee. Que ya no quiere, que renuncie. Al cabo que es bien hacha y solita puede. Eso sí, su lana depositada cada mes sin que tenga que preguntar. Cuando tengo, un chirris más. Que las niñas quieren un Wii o qué sé yo qué mamada, pos ái está, si se puede. Tres no se puede y una sí. Sin pedirle tickets ni pendejadas, que a preocuparme por si me transan, en la oficina. Y si es el cumple de la ex o Día de las Madres o Navidad, pos un detallito no faltará, a veces carito, a veces baratito, según. Y así hasta a veces la ex me pide y hasta por favor. Pos siento bonito, ¿o qué no?  Aum. Aum. Aum.
Nadie más diferente al Dalai Lama que Cheto. Pero apuesto la Cheka a que, si un día se sienta en flor de loto con el Muy Venerable Tenzin Gyatso a sacarse el Premio Nobel de la Paz, ambos se dan un quienvive. Un terapeuta diagnosticaría una neurosis que amerita ser integrada con Osho e incluso método Feldenkrais, pues es grave. Pero apuesto la Cheka doble contra nada a que el terapeuta daría un antebrazo, la mano y los cinco dedos por hacer como el maestro Cheto con su ex esposa que no le habla y los tres hijos que sesionan con la competencia. Om mani padme hum.